La historia empieza 3 meses atrás, una empresa necesitaba renovar su copiadora, viendo las opciones del mercado consideraron que era mejor comprar una impresora/copiadora/scanner para matar 3 pájaros de un solo tiro, después de ver opciones, rendimientos, costos y demás pormenores se decidieron.

El equipo elegido fue un Canon IR2525 que copia, imprime y digitaliza (escanea) directo a correo o alguna carpeta compartida en Windows o Samba,  sus rangos de uso van desde tipo sobre, hasta doble carta, por si fuera poco tiene drivers/soporte para Windows, MacOs, Unix y Linux en sus distribuciones mas famosas (Centos, Ubuntu, Fedora, Debian, etc…).

Esta empresa requería imprimir, copiar y digitalizar múltiples documentos, desde impresiones tamaño carta tradicional, hasta escrituras y planos en doble carta, los primeros 2 meses todo fue miel sobre hojuelas, el equipo dio buen funcionamiento, excelente rendimiento, y excelente relación costo/servicio.

Las escrituras que cuando menos en nuestro país son en tamaño oficio (a veces un poco mas grandes) al principio al digitalizarlas llegaban al correo en vertical es decir “paradas”, el usuario recibía un correo con un documento PDF con las hojas digitalizadas por ambos lados orientadas verticalmente, de modo que para leerlas, enviarlas o imprimirlas no era necesario hacer maniobras extra.

Pero de repente algo comenzó a ir mal, curiosamente después de la visita de un técnico de la empresa que les vendió la copiadora (acudió a revisar la copiadora en cuestión por unas dudas), las escrituras que originalmente estaban llegando verticalmente comenzaron a llegar al correo horizontalmente, de modo que era necesario hacer maniobras extra para que quedaran verticales.

Ante la perdida de la funcionalidad pensaron que por algún error o descuido el técnico había desactivado o activado algo así que ante lo que pensaron era un asunto menor llamaron al proveedor quien al otro día les envió al técnico, después de una hora y un poco mas no logro corregir el problema, solo atino a decir que tal vez se requería una “licencia”, que era necesario hablar con el vendedor.

Al hablar con el vendedor este informo que la licencia tiene un costo aproximado de $5,000.00, que “con eso se arregla”, obviamente esto al cliente le pareció un abuso, después de haber invertido una buena cantidad de dinero en un equipo de esa envergadura lo menos que se espera es que funcione correctamente, a lo que el vendedor solo atino a decir que como estaba copiando, imprimiendo y escaneando pues “estaba jalando” que esa gran funcionalidad de poner las hojas oficio en vertical era un plus que costaba 5 mil pesos.

El cliente después de haber contado con esa funcionalidad por un mes y poco mas y de un día para otro perderla sin mas ni mas y tener que desembolsar esa cantidad por recuperar esa funcionalidad obviamente le pareció un fraude de parte del vendedor, quien dijo que es habitual que ese tipo de impresoras digitalicen horizontalmente las hojas oficio, casi regaño al cliente porque eso “todos lo saben”, después de discutir largo y tendido no logro que le restituyeran la funcionalidad sin ese costo extra, así que esta meditando si la requiere o no…

Pero lo que mas le preocupa ahora es que de un día a otro ese equipo deje de hacer cosas que antes hacia y para recuperarlas le exijan que compre alguna licencia adicional. Ya que el vendedor comento que “esos equipos” al comprarlos incluyen licencias demo para diversas cosas, ¿En el futuro algo mas le dejara de funcionar que exija un rescate sustancioso?

¿Ustedes que opinan?

P.D. Fuera de este asunto me he topado con excelente experiencias en cuanto a durabilidad, costo, rendimiento y funcionalidades en los equipos de esta línea (IR).